Testimonios-monitoras. COLONIA BERAKAH 2017

COLONIA URBANA BERAKAH 2017

¿TE APUNTAS A ESTE VIAJE?

 

Un viaje inolvidable sin salir de Vitoria

TESTIMONIOS-MONITORAS:

Ángela Delgado Mendo (A) y Maitane Goñi Villoria (M) son dos monitoras de la colonia que han estado tirando del carro de principio a fin. Era su primer año en la colonia, pero viendo que ha sido una experiencia muy positiva, tienen claro que no va a ser el último.

 

  1. ¿Cuándo piensas en la Colonia urbana berakah qué es lo primero que te viene a la cabeza?

(M) Me viene a la cabeza toda la maravillosa gente que he conocido, los momentos vividos y sobretodo las risas y lo bien que lo hemos pasado.

(A) Una de las primeras cosas que me viene a la cabeza, es el cariño que te dan lxs niñxs nada más que te ven. Vienen a abrazarte y a darte un beso alrededor de las nueve menos diez de la mañana, cuando los niños de tu grupo (en mi caso, los más pequeños de la colonia de entre 3 y 5 años) empiezan a llegar y bajan las escaleras como locos para ir a su sala. Cuando se despiden de ti esa mañana, en torno a la una y media, te dicen lo bien que se lo han pasado ese día y te preguntan por lo que vamos a hacer al día siguiente, les respondes y a continuación recibes una respuesta de ellos, de que mañana van a volver con muchas ganas de jugar.

 

  1. A grandes rasgos ¿Qué es la Colonia Berakah? ¿En qué consiste?

(M) La colonia consiste en dar un poco de nosotrxs a la gente que más lo necesita y que probablemente lo estén pasando mal. Consiste en enriquecernos como persona, haciendo feliz y ayudando a muchxs niñxs.

(A) Es una colonia organizada por el Programa Solidario Berakah de las parroquias del Casco Histórico de Vitoria-Gasteiz. Es una colonia como las de diputación o las del ayuntamiento, pero para niños que no se pueden permitir por motivos económicos o por distintos problemas esas colonias entonces acuden a esta. Vienen niños de entre 3 y 12 años y se realiza en los locales de Betania (c/Las Escuelas nº 2, bajo).

Los niños están desde las 09:00 hasta las 13:30 que vienen sus familiares a recogerles. A lo largo de la mañana se hacen distintas actividades dependiendo de la edad que tengan los chavales y alrededor de las 10:30 el grupo de los mayores va a desayunar cerca de la catedral de Santa María, seguidos de los medianos, y finalmente se acercan allí los más pequeños. Para desayunar se les da un Cola-Cao y galletas.

Una anécdota que me paso a mí en la segunda semana fue que me lleve al desayuno una pieza de fruta que había traído de casa y más de la mitad la compartimos entre diez y supo más rica, uno de los del desayuno nos vio y nos ofreció más fruta y allí estuvimos la mitad comiendo fruta un mordisco cada uno.

 

  1. ¿Qué sentimiento sobresale en ti cuando haces memoria de lo vivido en la colonia? ¿Por qué?

(M) El sentimiento de generosidad y felicidad sobre todo, porque estoy segura de que hacemos sentir felices e importantes a muchas personas de la colonia con tan solo prestarles unas horas de nuestro tiempo.

(A) Felicidad, es lo primero que se me viene a la cabeza cuando me pongo a pensar o a ver las fotos en el ordenador. Soy feliz de pensar en qué he perdido estas tres semanas de verano el tiempo, cuidando a niños y haciéndoles pasar un buen rato durante las mañanas en vez de estar durmiendo o en la piscina tomando el sol.

Siento que les he ayudado y les he enseñado en ciertos momentos a respetar, a pedir perdón cuando pegaban o a pensar en lo que habían hecho mal y se tenían que sentar castigados o les decías que salieran de la sala porque estaban molestando a los demás o no hacían lo que les decías. En esos momentos sí que me sentía culpable, pero por otra parte quería que aprendiesen o que recapacitasen de lo que habían hecho que estaba mal y porque estaba mal, entonces tú les explicabas por qué no podían hacer eso y ellos te decían que no lo iban a volver hacer.

La tristeza o la pena, son dos de los sentimientos que también me vienen a la cabeza. Porque muchas veces cuando nos hacían preguntas sobre nuestros familiares y luego les preguntabas a ellos por los suyos muchos decían que sus padres (sobre todo los chicos) estaban en otro país o te decían que no vivían con ellos.

 

  1. ¿Qué has aprendido de los niños y niñas de la Colonia?

(M) He aprendido a valorar un poco más lo que tengo, que hay que sonreír y disfrutar de todo un poco más…

(A) Que se conforman con lo poco que tienen y lo aprovechan mucho. Y que merece la pena luchar por lo que quieres conseguir en este mundo.

 

  1. De todos los momentos vivido durante estas tres semanas ¿Con cuál te quedas y por qué?

(M) Muchos de todos los momentos vividos en la colonia me han hecho feliz, pero uno de los más divertidos y recordados es el último día, me gustó mucho el hecho de estar todxs juntxs y ver a la gente bailar, cantar y pasarlo bien como si no hubiese un mañana.

 

  1. Teniendo en cuenta el lema de la colonia “¿Te apuntas a este viaje?”, ¿Qué tipo de viaje ha sido para ti la colonia?

(M) Ha sido un viaje de locura, altibajos, unión, diversión, aprendizaje: diferente y bonito para recordar.

(A) Este viaje para mí ha sido un aprendizaje de valores y de otras muchas cosas más.

 

  1. ¿Qué cosas de la colonia quieres llevar en la maleta de tu vida?

(M) La sonrisa y felicidad de lxs más pequeñxs, el recuerdo de todos los buenos momentos vividos tanto con niñxs como con monitorxs y la unión que ha surgido entre nosotrxs.

(A) De la colonia me llevo las nuevas amistades que he hecho tanto con los niños como con los monitores.

 

  1. ¿Qué te ha enseñado la colonia para viajar por la vida?

(M) Me ha enseñado a tener paciencia, comprender y respetar más a la gente y a disfrutar en cada momento, que de todo lo malo se puede encontrar algo muy bueno si rebuscamos bien…

 

  1. Visto tu experiencia como monitora voluntaria en la colonia ¿Qué rasgos no pueden faltar en un buen monitor?

(M) Para ser buen monitor(a) se necesita saber divertirse, intentar contagiar a lxs niñxs a que jueguen, bailen, sonrían y se lo pasen bien, saber comprender y aceptar a lxs demás, ser paciente, tener iniciativa para hacer cualquier cosa, ser una persona atenta,… entre muchas otras cosas.

(A) Un buen monitor para mi tiene que respetar a los demás y a sí mismo, jugar con los niños, entenderles, no ponerse nervioso delante de ellos porque lo ven todo… y sobre todo que disfrute de lo que está haciendo.

 

  1. ¿Recomendarías a tus amigos y amigas esta experiencia? ¿Por qué?

(M) Sí, recomiendo esta experiencia ya que ayudando un poco a lxs más necesitadxs podemos cambiar un poco sus mundos a pesar de no cambiar el mundo. Además, te ayuda a mejorar como persona, te hace ver la vida de muchas otras personas con otros ojos, te hace ver más allá de lo que conocemos, aprendes de historias y te hace sentir agradecidx y sentirte orgulloso de ayudar y prestar tu tiempo a otra gente.

(A) Por supuesto que recomendaría esta experiencia, ha sido única, estar con los niños bailando, cantando, jugando, pintando, haciendo manualidades…

Creo que todos los jóvenes deberían pasar o vivir esta experiencia para que se den cuenta que no hace falta tener muchas cosas para poder divertirse.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*