“Sigues siendo peregrino/a”

Egibide en el Camino de Santiago 2017“Termina el camino, pero tú sigues siendo peregrino/a”. Así nos habla el lema de hoy en el Camino de Santiago de Egibide. Llegamos a Santiago ayer, día 11 de julio, tras siete días de camino. Paso a paso hemos podido seguir profundizando en la experiencia, viviendo las cosas con mayor profundidad y sensibilidad. En definitiva, hemos experimentado que Jesús ha caminado con nosotros y nosotras y, al igual que los discípulos de Emaús, nuestros corazones se han llenado de felicidad.

Celebramos la Eucaristía del peregrino en la Catedral de Santiago y tuvimos la gran suerte que nuestro obispo de la diócesis, Don Juan Carlos Elizalde, presidió la celebración y gracias a él pudimos ver el botafumeiro.

En la invocación al Apóstol, hemos agradecido por nuestro Camino “en comunidad, con nuestros compañeros y compañeras y, lo más importante, Dios y el Apóstol Santiago han estado siempre acompañándonos en el camino.”

Ahora nos toca digerir lo vivido, sentido y orado, para llevarlo a nuestras casas y a nuestros lugares y así seguir siendo testimonio de alegría y de agradecimiento por todo lo recibido.

Capilla del SepulcroEl último día, antes de salir, hemos celebrado la Eucaristía en la Capilla del Sepulcro

Invocación al Apóstol

Egibide (Vitoria-Gasteiz)

Apóstol Santiago, a ti venimos, a esta hermosa catedral, un grupo de 80 jóvenes entre alumnos y alumnas, monitores y monitoras y educadores del instituto Egibide de Vitoria-Gasteiz, perteneciente a la Compañía de Jesús y al Obispado de Vitoria. Nos acompaña también nuestro Obispo de la Diócesis de Vitoria, Don Juan Carlos Elizalde. Salimos de Triacastela el día 5 de julio y, tras varios días caminando, hemos podido contemplar las torres de esta catedral que se alzan al cielo, como brazos que se alzan hacia Dios.

Comenzábamos nuestra peregrinación con la bendición del peregrino que nos ha acompañado. Una bendición que nos hace hacernos conscientes de que Dios nos ha acompañado y nos ha hecho sentirnos parte de una tradición de generaciones de peregrinos que surcaban esta ruta milenaria.

Un recorrido en el que hemos podido disfrutar de lo fascinante y grandiosa que es la Creación: los paisajes, las gentes, los pueblos… en definitiva, hemos podido descubrir la presencia de Dios y su amor.

Y en este momento, llegados a la tumba del Apóstol, nos acordamos de nuestras familias. Ellas han estado pendientes de nosotros y nosotras todos estos días. El Papa Francisco en su exhortación apostólica Amoris Laetitia nos anima a cuidar a las familias, porque el amor que en ellas se vive es motivo de alegría, es una buena noticia para la Iglesia. Ojalá sean signo de la presencia de Jesús Resucitado entre nosotros.

Han sido unos días muy bonitos y, a pesar de las dificultades que hayan podido surgir, las ganas de ver la catedral nos hacían seguir caminando, paso a paso, día a día. Lo mejor de todo y lo más importante es que no hemos ido solos ni solas, hemos ido en comunidad, con nuestros compañeros y compañeras y, lo más importante, Dios y el Apóstol Santiago han estado siempre acompañándonos en el camino.

Somos alumnos y alumnas de 3º y 4º de ESO, con nuestros proyectos, sueños y maneras de concebir la vida. Algunos el curso que viene continuaremos el último curso de la Educación Secundaria Obligatoria y otros comenzaremos una nueva etapa con el Bachillerato y la Formación Profesional. Por ello, le pedimos a Dios por intercesión del Apóstol Santiago, que nos apoye en la tarea de llevar lo vivido en el Camino al día a día, y nos ayude a discernir y decidir siguiendo el proyecto de amor de Jesús.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*