Un 10 para Solasean 2014

UN “10” PARA SOLASEAN

NI OGROS NI PRINCESAS.

EZ OGRORIK, EZTA PRINTZESARIK ERE.

Coloquio joven contra la desigualdad de género

 

Damos un “10” a Solasean por ser la décima edición que realizamos desde 2005, por tratar un tema que nos compete a todo/as y por dar voz a lo/as jóvenes, pero sobretodo por todas las personas que han hecho posible el Encuentro Solasean de este año, que celebramos el viernes 21 de febrero en el Teatro del Centro Cívico Hegoalde de Vitoria-Gasteiz.

SOLASEAN es un tres en uno -coloquio, concursos y concierto- sobre un tema de actualidad y de interés para los jóvenes que organiza la Delegación diocesana de Pastoral con Jóvenes de la Diócesis de Vitoria.

Parte fundamental de Solasean es la reflexión previa sobre el tema que chicas y chicos han realizado en colegios y parroquias. Con la ayuda de una guía didáctica han visto cómo les afecta a su vida cotidiana las desigualdades de género y qué hay que hacer para caminar hacia una auténtica igualdad entre mujeres y hombres.

Queremos dar un “10” a todo/as lo/as que han trabajado la guía didáctica y a lo/as que han participado en los concursos de fotografía, cartel publicitario y carta dirigida a una joven maltratada. El anuncio de los ganadores de estos concursos y la entrega de premio tuvo lugar al final de Solasean.

Los cuatro jóvenes (Samara, Lexuri, Mikel y Jaime) que tomaron la palabra en el escenario durante el coloquio de Solasean, y el público asistente, manifestaron con claridad que para romper con las desigualdades de género es clave educar para la igualdad en todas las edades, ya que a este respecto estamos peor que hace veinte años. Los estudios sociológicos actuales nos revelan que estamos volviendo a esquemas y formas de actuar machistas que vulneran la igualdad de género. Debemos aspirar a conseguir la igualdad total entre hombres y mujeres, alejándonos de los estereotipos de género que causan desigualdad. Una persona que se libera de estos estereotipos, es un ser humano más completo y más libre.

El testimonio de Mila y Maxi, dos personas comprometidas a favor de la igualdad y contra la violencia de género, nos recordó que hablar de igualdad no es una moda, sino una urgencia, pero lo que realmente importa es que todas y todos construyamos unas relaciones de igualdad entre mujeres y hombres. Para cambiar las cosas debemos denunciar todo tipo de desigualdad, empezando por la violencia de género, que tristemente también se da entre la juventud en todas sus tipologías (física, psicológica, sexual, ambiental, social y económica). Sólo acabaremos con la violencia contra las mujeres si cambiamos las normas y actitudes sexistas que la toleran y fomentan.

Lo/as cristiano/as no podemos olvidar que el mensaje del Evangelio es proclamación de la igualdad, la dignidad y la fraternidad entre todas las mujeres y hombres. Jesús trató con respeto y dignidad tanto a hombres como a mujeres, y al hacerlo rompió moldes de desigualdad establecidos en su época. Sus palabras y sus gestos nos ayudan a descubrir que todos y todas somos importantes para Dios, y que merecemos una vida de calidad con los mismos derechos y oportunidades.

Como la buena música no podía faltar en Solasean, este año nos acompañó el cantautor madrileño Álvaro Fraile, donde pudimos escuchar y disfrutar algunas de sus canciones con las que nos invita a levantarnos, a estar siempre alegres, a confiar en las personas y en Dios, y a seguir caminando, porque somos diferentes, pero no desiguales.

 

César Fdz. de Larrea

Delegado diocesano de pastoral con Jóvenes

P1100261 P1100258 P1100257 P1100253 P1100252 P1100244 P1100239 P1100238 P1100237 P1100222 P1100219 P1100213 P1100203 P1100174 01. P1100255 P1100168 01. P1100248 01. P1100247 01. P1100246 01. P1100221 01. P1100208

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*