Bakea eguna: Volar hacia la Paz – Bakerantz hegan egin

1401 - actoPaz

1401 - actoPazEl jueves 30 de enero, aniversario de la muerte de Gandhi, celebramos el Día Escolar de la No-violencia y la Paz.
Bajo el lema “Volar hacia la paz/Bakerantz hegan egin”, nos reuniremos a las 12.45h. en la plaza de la Virgen Blanca, escolares y miembros de las parroquias, para manifestar nuestro deseo y compromiso a favor de la paz.

Os animados a todos, pequeños y mayores, a participar el próximo jueves en el Acto público por la Paz en la Plaza de la Virgen Blanca a las 12:45h. Llegad puntuales a la Plaza, porque el gesto realizado por los escolares es breve y finalizará aproximadamente a las 13h.
Los escolares llevarán a la plaza grullas de papel (ver en el anexo la Historia de Sadako y las indicaciones para hacer una grulla de papel). Quienes vengan de las parroquias se colocarán cerca de la pancarta junto al monumento. Si se animan también pueden llevar hecha desde su casa una grulla de papel (tamaño folio) y dejarla en la plaza junto con los escolares al final del acto cuando se indique.

Oración por la Paz

Jesús, tú soñaste y buscaste un mundo sin violencia,
un mundo donde reine la paz y la justicia,
un mundo donde todas las personas tengan una vida digna y feliz.

Con tus palabras y actos llenos del amor de Dios,
nos muestras el camino para hacerlo posible.

Queremos seguir tus pasos.
queremos conseguir tu sueño.
Queremos volar hacia la paz.

Volamos hacia la paz, cuando evitamos discusiones y enfados.
Volamos hacia la paz, cuando desarmamos la mente y el corazón de toda venganza.
Volamos hacia la paz, cuando practicamos el diálogo.
Volamos hacia la paz, cuando nos esforzamos para que triunfe la justicia.
Volamos hacia la paz, cuando perdonamos y pedimos perdón.
Volamos hacia la paz, cuando hacemos las paces.
Volamos hacia la paz, cuando denunciamos todo tipo de violencia.
Volamos hacia la paz, cuando buscamos juntos la paz para todos.

Bakearen aldeko Otoitza

Jesus, zuk indarkeriarik gabeko mundu bat amestu eta bilatu zenuen,
bakea eta justicia nagusi diren mundua,
mundu bat non persona guztiek bizitza duin eta zoriontsua duten.

Zure Jainkoaren maitasunez betetako hitzekin eta eginekin
bidea erakusten diguzu hortik joan ahal izateko.

Zure pausoak jarraitu nahi ditugu.
Zure ametsa lortu nahi dugu.
Bakerantz hegan egin nahi dugu.

Historia de Sadako y las mil grullas

SadakoHace ya 50 años que ocurrió lo que te vamos a contar. Fue después de la bomba atómica sobre Hiroshima, al final de la Segunda Guerra Mundial. Seguro que has oído hablar de esta tragedia y de sus horribles consecuencias para la salud de los pocos que sobrevivieron, ¿verdad?

Pues pasó que Sadako Sasaki fue una de las niñas que no murió el día de la explosión, pero sí que enfermó de mucha gravedad – sufrió una leucemia- poco después, con 11 años, por la radiación atómica.

Cuando supo que estaba enferma, una amiga suya intentó animarla y le contó la tradición de las 1000 grullas de papel – hacer figuritas de papel es una tradición japonesa la técnica se llama Origami y se conoce ya en casi todas partes del mundo-

La tradición japonesa dice que – le contó a Sadako su amiga – “concederán un deseo a aquél que consiga doblar 1000 grullas de papel como recompensa por el esfuerzo y la concentración que hacen falta para lograrlo. Este trabajo se llama el Senbazuru”.

Entonces, su amiga hizo una grulla de origami y se la dio a Sadako. “Aquí está tu primera grulla”. Y le deseó que se cumpliera su deseo, curarse de su enfermedad.
Sadako empezó a doblar grullas, una tras otra, intentando conseguir su deseo de curarse mágicamente. Pero por desgracia, no lo logró.
Murió en 1955 con 644 grullas revoloteando a su alrededor.
Conmovidos, sus amigos y compañeros de la escuela se propusieron terminar de plegar las mil grullas como un homenaje a su dedicación, y volverlas a plegar cada año para recordarla.

Así, se propusieron también contarles a otros niños de Japón y del mundo cual había sido su historia y la de tantos niños, que como ella, no pudieron sobrevivir a la bomba atómica. Para que está historia estuviera presente todos los días, se propusieron hacer un monumento, una estatua de Sadako con una grulla que hoy está en el Parque de la Paz de Hiroshima.

Bajo ella está escrito:
“Éste es nuestro grito, ésta es nuestra plegaria: paz en el mundo”.
La historia de Sadako dio la vuelta al mundo y las grullas de origami se convirtieron en símbolos de Paz, del rechazo a la guerra.

Indicaciones para hacer una grulla de papel.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*