Derechos humanos: 60 años de fracaso

  • En al menos 81 países se infligen torturas o malos tratos a las personas
  • En España, el informe recoge abusos contra inmigrantes e impunidad policial
  • Darfur, Zimbabue, Gaza, Irak y Myanmar, los lugares con menos derechos
  • La ONG insta a los gobiernos a pedir disculpas y a renovar su compromiso

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 establece que ‘Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos’. Pero en la primera mitad de 2007, sólo en Egipto murieron 250 mujeres a manos de sus familiares y otras dos fueron violadas cada hora. Este es un ejemplo ilustrativo de los 60 años de fracaso en la defensa de los derechos humanos, según denuncia Amnistía Internacional (AI).

Pero no es el único. Hay muchos más. El derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad es papel mojado en muchos países. En al menos 81, se infligen torturas o malos tratos a las personas, en 54 se las somete a juicios sin garantías, y en 77 no pueden hablar con libertad.

El informe 2008 ‘El estado de los derechos humanos en el mundo’, que abarca 150 países y territorios, repasa las promesas formuladas en la declaración universal y muestra hasta qué punto del dicho al hecho sigue habiendo un enorme trecho. “La injusticia, la desigualdad y la impunidad son hoy las marcas distintivas de nuestro mundo”, afirma la secretaria general de AI. Irene Khan insta a los gobiernos del mundo a pedir disculpas por su fracaso y a renovar sus compromisos para obrar mejoras concretas.

Según Khan, “2007 se caracterizó por la impotencia de los gobiernos occidentales y la ambigüedad o renuencia de las potencias emergentes a atajar algunas de las peores crisis mundiales de derechos humanos”. En este sentido, señala que “Darfur, Zimbabue, Gaza, Irak y Myanmar exigen una actuación inmediata”.

La ONG advierte de que la mayor amenaza para el futuro de los derechos humanos es la ausencia de una visión compartida y de un liderazgo colectivo. Para la secretaria general, “2008 ofrece una oportunidad sin precedente a los nuevos líderes que acceden al poder y a los países que emergen a la escena mundial para fijar nuevas orientaciones…”.

Por ello, la organización reta a los gobiernos a que establezcan un nuevo paradigma de liderazgo colectivo basado en los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos y dice que los más poderosos han de predicar con el ejemplo.

Como prioridades, la ONG recuerda a China que debe cumplir las promesas sobre derechos humanos que formuló en torno a los Juegos Olímpicos, permitir la libertad de expresión y prensa, y acabar con la “reeducación por el trabajo”.

El informe considera que EEUU tiene que cerrar Guantánamo y demás centros secretos de detención, juzgar a los detenidos o liberarlos y dejar la tortura. En cuanto a Rusia, estima que ha de mostrar mayor tolerancia hacia la disidencia política, y tolerancia cero hacia la impunidad por los abusos en Chechenia.

Los ‘deberes’ de la Unión Europea son investigar la complicidad de sus Estadosmiembros en las “entregas extraordinarias” de sospechosos de terrorismo, y aplicar los mismos baremos en materia de derechos humanos que fija para terceros países.

Irene Khan advierte que “tal como demuestran Irak y Afganistán, los problemas que afectan a los derechos humanos no son tragedias aisladas, sino que actúan como virus que pueden infectar y propagarse con gran rapidez y ponernos a todos en peligro”.

Asimismo, sostiene que hay una creciente demanda de exigencia de justicia, libertad e igualdad. “La gente, inquieta e indignada, no se quedará callada, y los dirigentes mundiales ignoran a la opinión pública, para su propio riesgo”.

España: impunidad policial

En el apartado dedicado a España, Amnistía recoge informes de violaciones de derechos humanos por parte de los agentes encargados de hacerlos respetar. Señala que éstos no han sido investigados por los organismos competentes, lo que ha dado lugar a “situaciones de impunidad”.

La organización documenta abusos en los procedimientos contra inmigrantes en situación irregular, como el del ciudadano nigeriano que murió durante un vuelo “atado de pies y manos” y presuntamente “amordazado con cinta adhesiva”. AI sostiene que en muchos casos se impidió el acceso a territorio español a estas personas mediante procesos desarrollados en centros de internamiento no ajustados a la normativa internacional y vuelve a incidir en la expulsión de menores sin garantías.

Mención aparte merecen las víctimas de la violencia familiar quienes, según el estudio, siguen teniendo obstáculos para obtener, protección, justicia y reparación.

El informe destaca que al menos 50 vuelos militares o fletados por la CIA estadounidense con origen o destino en Guantánamo sobrevolaron el espacio aéreo español o hicieron escala en territorio español entre 2002 y 2007″.

Fuente: El Mundo
Autora: Marta Arroyo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*